domingo, 14 de diciembre de 2008

PUBLICIDAD RODANTE

Todos los fines de semana vemos a lo largo de la Rambla de Montevideo, varios camiones con publicidad estacionados en lugares estratégicos: la curva de la rambla frente a Bulevar Artigas, la curva de Malvín frente al Museo, en Luis Alberto de Herrera frente al Edificio Panamericano, entre otros sitios.

La finalidad es clara: tapar total o parcialmente la visual panorámica de un espacio público para captar la atención del que sale a pasear en auto o a pié.

La IMM los quiso prohibir, pero al parecer no pudo, y estas empresas alegaron que daban trabajo a mucha gente y formaron convenientemente una cámara empresarial (la Cámara de Móviles Publicitarios) para cerrar filas y lidiar con sus competidores de la publicidad estática.

Uno de los empresarios dijo que el argumento mayor que dió la Intendencia "es que se produce contaminación visual y se entorpece el tránsito". "¿Hay mucha publicidad y nosotros somos los únicos que contaminamos?" agregó en su defensa el empresario. A confesión de parte, relevo de pruebas.

Ver antecendentes en
http://www.portaldeluruguay.com/index.php?option=com_content&task=view&id=2386&Itemid=130

Finalmente, la IMM los autorizó temporalmente mediante la Resolución 173/08 con el ánimo de captar algunos ingresos adicionales mediante el pago un tributo.
Para ver la resolución http://monolitos.montevideo.gub.uy/resoluci.nsf/678a9bb12579e33d03256f000044a0e3/dedae303dfe1953f03257402004ddaa6?OpenDocument

Mediante esta resolución se les prohibe estacionar en todos lados "salvo en la Rambla y adyacentes hasta 100 metros de ésta, donde se fiscalizará el estricto cumplimiento de lo dispuesto en la Resolución" (artículo 2). Nada de eso se cumple, como cualquier vecino puede ver todos los fines de semana.

El Defensor del Vecino debería impugnar esta resolución y toda otra que permita este tipo de actividades que daña la CALIDAD DE VIDA de los montevideanos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada